• Síguenos por:

ALMAGRO GO HOME

Da lástima que una vez más Venezuela sea víctima de vilipendio desde la OEA, cuando debería ser un ejemplo a citar debido a los inmensos e inéditos logros en materia social que si bien han obtenido el reconocimiento de importantes instancias, jamás han sido mencionados en el escenario que definitivamente perdió cualquier validez y credibilidad al prestarse abiertamente, a las pretensiones imperiales que quieren arrodillar nuestra moral.

 

Es expresión de la libertad que hemos peleado y que ha costado la vida de hombres y mujeres a lo largo de más de doscientos años, el hecho que Venezuela haya sido denominado territorio libre de analfabetismo; es libertad que en la Carta Magna de nuestra Patria exista la palabra referéndum, por cierto obra de este proceso revolucionario porque fue Chávez quien insistió en la necesidad de legitimar la decisión del Pueblo las veces que fuera necesario.

 

Es libertad que nuestros niños y niñas tengan la oportunidad de recibir clases en un salón donde todos tienen acceso a tecnología de punta; como es libre el joven que puede elegir cualquier carrera universitaria para continuar su formación sin que su posición económica lo condicione… y es libre la familia que tiene acceso a una vivienda propia, digna y sin que una cuota bancaria los deje, mensualmente sin mercado.

 

¡Qué monto tan alto nos cuesta ser libres y dueños de nuestros recursos! seguiremos haciéndole frente a las amenazas imperiales que pretenden hacernos ver frente al mundo como un Pueblo oprimido, generar una matriz de opinión retorcida que favorezca la intervención que anhelan… no lograrán torcernos la voluntad; somos hijos de Bolívar y de los grandes que combatieron el imperio a caballo, nos legaron la independencia que estamos dispuestos a sostener con la vida.

 

Una vez más Almagro no deja nada a la imaginación, se muestra como un fiel mensajero de quien nos acecha permanentemente buscando la caída del Gobierno revolucionario que seguirá haciendo frente a las perversas intenciones sobre nuestro suelo y sus riquezas. Estamos claros que la arremetida incesante contra Venezuela tiene un solo propósito: el petróleo por el que antes les fue muy fácil desestabilizarnos, era operado por empresas gringas que desde allá mandaron a paralizar PDVSA.

 

Fue gracias a ese gran sabotaje (que casi nos cuesta el proceso revolucionario) el que ocasionó el despertar de un Pueblo que jamás volverá a la democracia “representativa” como pretenden los secuaces de Almagro, los verdaderos autores de su nefasta carta, ni le volverá a bajar la cabeza a ningún imperio; estamos decididos a continuar nuestro sendero en la reivindicación de quienes fueron invisibles.

 

La libertad no tiene precio, la soberanía y el futuro de nuestros hijos e hijas tampoco. Somos un Pueblo unido en la certeza de continuar labrando nuestro destino, ése en el que todos estamos incluidos, un destino de paz, de respeto a los derechos humanos, de igualdad y justicia social.

 

Viviremos y venceremos

 

@rangelgomez

  20/03/2017